Buscar

Clases de Economía

La noche del 13 de octubre los ecuatorianos pudimos observar en vivo y en directo la reunión mantenida entre el Gobierno nacional presidido por el Presidente y la dirigencia indígena. Uno de los representantes indígenas, manifestó con total solvencia, que la oferta monetaria en el Ecuador ascendía a la cantidad de $54.000 millones y que el subsidio a los combustibles no llegaba ni siquiera al 0,2% de la misma. ¿Quién le habrá enseñado a ese dirigente que existe una relación entre la oferta monetaria y los subsidios? Le voy a explicar a este nuevo economista ciertos indicadores básicos.


La oferta monetaria conocida como M1 está compuesta por las especies monetarias en circulación, que son los billetes y monedas que están en poder del público para realizar sus transacciones, más los depósitos en cuenta corriente en el sistema financiero. El total de la oferta monetaria al cierre del mes de septiembre era de $24.989,8 millones.


En cambio, la liquidez ampliada conocida como M2 es la sumatoria del M1 más los depósitos de ahorro y a plazo, la misma que a fines del mes de septiembre ascendía a la cantidad de $55.127,3 millones. Es decir, que el dirigente de los indígenas confundió el agregado monetario M2 con el M1 y equiparó a la oferta monetaria con la liquidez ampliada.


Con esta explicación, debe quedar claro que la liquidez que está en los bolsillos de los ciudadanos y depositados por ellos en el sistema financiero son de propiedad del público y no del gobierno, por lo cual el gobierno no puede disponer libremente de esos recursos para financiar cualquier tipo de subsidio.


Aclarada esta parte, es importante hacerle notar al representante indígena y a su asesor, que los subsidios forman parte del gasto público por lo cual deben ser financiados con los ingresos del Presupuesto General del Estado que provienen de los impuestos y contribuciones que pagamos al fisco los ciudadanos.


Con relación a los combustibles existe un diferencial entre el costo de importarlos y el precio de venta en el mercado nacional. Esa diferencia ha sido y es negativa, es decir, al gobierno le cuesta más importar que lo que recibe de ingresos por su venta. Por lo cual, hay que financiar ese subsidio. Como el gobierno no tiene recursos para cubrir la diferencia, le quedan solamente tres opciones.


La primera de ellas es reducir o eliminar el subsidio, la segunda es aumentar los impuestos y contribuciones para que continúe el subsidio, y la tercera es continuar endeudándose para financiarlo.


Las tres alternativas tienen costos asociados que hay que analizarlos para optar por la menos costosa desde el punto de vista social y económico. Esta aclaración es pertinente, ya que los medios de comunicación y en las redes sociales se está comentando positivamente el “inteligente” comentario hecho por el dirigente indígena que como se ha demostrado no tiene sustento técnico ni conceptual.

© Copyright 2005-2019 Fundación Ecuador Libre.

Todos los derechos reservados. Prohibida cualquier reproducción no autorizada de los contenidos de Ecuador Libre.

  • Grey Twitter Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey LinkedIn Icon
  • Gris Icono de YouTube