Buscar

Gestión de Liquidez del Sistema Financiero, Movimientos de la Reserva Internacional y Liquidez Total

El Panorama Financiero está conformado por el Banco Central del Ecuador y las Otras Sociedades de Depósitos[1](OSD). Una versión más ampliada es la del Panorama Monetario que incluye a las Otras Sociedades Financieras (OSF) en donde la Corporación Financiera Nacional forma parte. Para efectos del presente análisis, se utiliza la definición de Panorama Financiero.


En el mes de junio del 2019, las instituciones que forman parte del Panorama Financiero, presentaron movimientos en los niveles de liquidez por $859,4 millones, mientras que en el mes anterior esa cifra se ubicó en $1.341.7 millones. El mes de junio registró los movimientos de liquidez más bajos del semestre. Además a partir del mes de abril, le tendencia ha sido negativa afectando a las disponibilidades de liquidez del sistema financiero.





De los movimientos de liquidez en el mes de junio las operaciones del sector público aportaron con $239,3 millones, equivalente al 27,8% del total. En este mismo mes, el sector privado aportó con $401,1 millones a los cambios en la liquidez del sistema, que significó el 46,7% del total. Las otras operaciones aportaron con $219,1 millones equivalentes al 25,5% del total de los movimientos de la liquidez.


Como se verá más adelante en este informe, del total de los cambios de la liquidez durante el mes de junio, las OSD contribuyeron con $601,4 millones y el Banco Central del Ecuador (BCE) con $334,9 millones. Las OSD aportaron con el 64,2% del movimiento bruto de la liquidez, y el BCE con el 35,8% del total. Es importante resaltar, que cuando se consolidan las cifras del sistema financiero, existen flujos interbancarios entre las OSD y el BCE que se netean entre si por lo cual el total de los movimientos de la liquidez del sistema financiero no es igual a la suma de los movimientos de las OSD más los del BCE.


Las fuentes de liquidez del sistema financiero aumentan con los pasivos que las instituciones que lo conforman mantienen con los demás sectores de la economía interna y externa y, con la venta y recuperación de activos, como es la venta de títulos valores de su portafolio y recuperación de préstamos.


Las principales fuentes de liquidez del sistema financiero durante el mes de junio tuvieron su origen en los siguientes rubros:


  • Incremento de los Activos Netos No Clasificados por $219,1 millones.

  • Incremento de las captaciones del sector privado en las OSD por $194,0 millones.

  • Aumento de los depósitos de las OSF en las OSD por $182,9 millones.

  • Aumento de las captaciones de las empresas públicas y Gobiernos locales en el BCE por $123,7 millones.

  • Incremento de los depósitos del gobierno central en el BCE por $86,9 millones.



Fuente: Banco Central del Ecuador


Como se puede observar en el gráfico anterior, la tendencia de las fuentes que proporcionan liquidez al sistema financiero ha sido negativa en el período enero-junio del presente año, con una tendencia a la baja durante los tres últimos meses del semestre.


En el mes de junio, la mayor fuente de liquidez del sistema financiero lo constituyó el incremento de los Activos netos no clasificados por valor de $219,1 millones. En segundo lugar se ubicaron las captaciones del sector privado en las OSD de por $194,0 millones, seguido por el aumento de los depósitos de las OSF en las OSD por $182,9 millones. Las empresas públicas y los gobiernos locales incrementaron sus depósitos en el BCE por $123,7 millones. El Gobierno Central aumentó sus depósitos en el BCE por $86,9 millones.


Por el lado de la utilización de la liquidez los siguientes rubros fueron los más importantes.


  • Aumento del crédito de las OSD en el sector privado por $373,9 millones.

  • Disminución de los depósitos de las OSF en el BCE por $195,4 millones

  • Aumento de los otros activos externos de las OSD por $149,2 millones

  • Reducción de los depósitos del IESS en el BCE por $117,7 millones


En el mes de junio, de los usos que se le dieron a la liquidez sobresale el aumento de los créditos de las OSD al sector privado por $373,9 millones. En segundo lugar en importancia se ubicó la disminución de depósitos de las OSF en el BCE por $195,4 millones seguido por el aumento de otros activos externos de las OSD por $149,2 millones. El IESS redujo sus depósitos en el BCE por $117,7 millones.


FUENTES Y USOS DE LA LIQUIDEZ DE LAS OTRAS SOCIEDADES DE DEPÓSITOS (OSD)


Las OSD en el mes de junio registraron movimientos de liquidez por valor de $601,4 millones, cifra ligeramente mayor a los $577,6 millones registrados en el mes anterior. La contribución al movimiento bruto de la liquidez en el sistema financiero por parte de las OSD fue del 64,2% del total correspondiéndole al BCE el restante 35,8%, tal como se indicó al inicio del presente informe.


Las principales fuentes de la liquidez de las OSD en el mes de mayo se detallan a continuación:


  • Incremento de las captaciones al sector privado por $194,0 millones.

  • Incremento de los depósitos de OSF por $182,9 millones.

  • Incremento de los Activos Netos No Clasificados por $86,9 millones.

  • Incremento de los pasivos externos de las OSD por $73,7 millones.



Fuente: Banco Central del Ecuador


Como se puede observar en al gráfico anterior, durante los seis primeros meses del presente año, la tendencia de la fuentes de liquidez de las OSD ha sido negativa.


Durante el mes de junio la principal fuente de liquidez de las OSD fue el incremento de las captaciones del sector privado por $194,0 millones, seguida por el incremento de los depósitos de las OSF por $182,9 millones. Los activos netos no clasificados aumentaron en $86,9 millones y los pasivos externos de las OSD aumentaron en $73,7 millones.


Los principales usos de los movimientos de la liquidez por parte de las OSD fueron los siguientes:


  • Crédito al sector privado por $374,2 millones

  • Reducción de otros activos externos por $149,2 millones.

  • Retiro de depósitos del IESS por $73,7 millones


El incremento del crédito al sector privado por $374,2 millones representó el 62,2% del total de los usos de la liquidez seguido por la reducción de otros activos externos por $149,2 millones y retiros de depósitos del IESS por $73,7 millones.


FUENTES Y USOS DE FONDO DEL BANCO CENTRAL DEL ECUADOR (BCE)


En el mes de junio los principales rubros que originaron cambios en los niveles de liquidez del BCE ascendieron a la cantidad de $334,9 millones cifra muy inferior a los $943,1 millones cifra del mes anterior, y la más baja del primer semestre del año. Principales rubros:

Incremento de los depósitos de las empresas públicas y gobiernos locales en el BCE por valor de $123,7 millones.


  • Incremento de los activos netos no clasificados por $112,7 millones

  • Incremento de los depósitos del Gobierno Central por $86,9 millones


La principal fuente de liquidez del BCE fueron los depósitos de las empresas públicas y gobiernos locales por valor de $123,7 millones equivalente al 36,9% del total, seguidos por el incrementos de los activos netos no clasificados por $112,7 equivalentes al 33,7% del total.




Fuente: Banco Central del Ecuador


En el cuadro anterior se puede observar que la tendencia de las fuentes de la liquidez del BCE tiene una tendencia negativa en el semestre que se ha profundizado durante los últimos tres meses del semestre.


Los principales usos que se dieron a la liquidez del mes fueron los siguientes:


  • Disminución de los depósitos de las OSF por $195,4 millones.

  • Disminución de los depósitos del IESS por $117,7 millones.


La disminución de los depósitos de las OSF representó el 58,3% del total de los usos. La reducción de los depósitos del IESS representó el 35,1% del total de los usos.


INGRESOS Y EGRESOS DE LA RESERVA INTERNACIONAL (RI)


Los movimientos financieros que inciden en los niveles de la RI corresponden a los flujos de entradas y salidas de recursos desde y hacia el exterior a través del BCE, a lo que hay que agregar los movimientos de depósitos y retiros de recursos por parte de las instituciones que mantienen cuentas en el BCE.


En el mes de junio, ingresaron a la reserva internacional un total de $4.798,1 millones cifra mayor a los $4.323,8 millones que ingresaron el mes anterior. El rubro de ingresos más importante provino de las operaciones del sector privado con el exterior que ascendieron a la cantidad de $2.163,7 millones equivalente al 45,1% del total de los ingresos. Los desembolsos del endeudamiento externo público ascendieron a $1.628,1 millones los mismos que están relacionados a los créditos concedidos al Ecuador por los organismos multilaterales de acuerdo al programa suscrito con el FMI. Estos créditos representaron el 17,1% del total de los ingresos del mes.





Por el lado de los egresos, las operaciones del sector privado con el exterior fueron las más importantes al transferir recursos por $2.344,7 millones equivalente al 50,0% del total de los egresos. Las operaciones del sector privado con el exterior significaron un egreso neto de divisas por valor de $187,0 millones. El servicio de la deuda pública con el exterior demandó un total de $1.706,7 millones equivalente al 35,7% del total de los egresos. Los desembolsos provenientes del endeudamiento público sirvieron para financiar el servicio de la deuda, dejando una saldo negativo de $78,6 millones. La importación de hidrocarburos demandó un total de $33,2 millones y los giros al exterior del sector público ascendieron a $227,3 millones.


El movimiento de los ingresos y egresos de la RI incrementaron la Reserva Internacional en $11,6 millones, lo que significó cerrar el mes con un nivel de reservas de $4.095,3 millones, ligeramente mayor al saldo de $4.083,6 millones del mes anterior. Hay que anotar, que si no hubiera sido por los desembolsos producto del endeudamiento público, se hubiera producido una severa caída de la reserva internacional, lo que pone en evidencia, que no existe un flujo de divisas generado por la economía para ir reconstruyendo el nivel de la reserva internacional que requiere la economía ecuatoriana.


OFERTA MONETARIA (M1) Y Liquidez Total (M2)[2]


Al cierre del mes de junio, los saldos de las Especies Monetarias en Circulación(EMC) y los Depósitos Monetarios ascendieron a la cantidad de $15.845,2 millones y $8.794,6 millones respectivamente, por lo cual la Oferta Monetaria (M1) ascendió a la cifra de $24.720,5 millones lo que representó un aumento de 2,8% con relación al mes de junio del año anterior. Las EMC crecieron en 6.3% en términos anuales, y los depósitos monetarios disminuyeron en 3,0% con relación al año anterior. La Liquidez Total (M2) en el mes de junio ascendió a la cantidad de $54.271,3 millones ya que el cuasidinero llegó a la cifra de $29.550,8 millones, lo que significó un crecimiento del M2 en 5,6% en términos anuales. Con relación al mes de anterior el cuasidinero creció en un 0,8%, seguido por las especies monetarias en circulación con un 0,2% mientras que los depósitos monetarios cayeron en un 0,1% equivalente a $8,8 millones.


Del análisis de las cifras, se observa que desde que se inició la crisis del 2014 cuando el precio del petróleo bajó rápidamente en los mercados internacionales, las preferencias del público por la liquidez se han orientado a mantener más dinero en efectivo que depósitos monetarios en las OSD. Esta situación ha afectado la capacidad de las OSD de otorgar crédito y a su vez ha incidido en la baja del multiplicador del dinero, lo que significa que las OSD a través del crédito están creando menos dinero[3] secundario. En efecto, en el presente mes de junio con relación al mes anterior el crédito a las empresas medido por la cartera por vencer aumentó en $143,5 millones y la de hogares aumentó en $311,2 millones. La cartera vencida en el sector de empresas disminuyó en $29,5 millones y la de los hogares creció en $15,3 millones. Al cierre del mes de junio la cartera bruta ascendió a $38.969,6 millones y la vencida a $1.334,3 millones lo que significó un 3.4% de cartera vencida.


El índice de preferencias por la liquidez a diciembre del 2012 fue de 0,78, lo que significó que por cada dólar de depósitos monetarios el público mantenía setenta y ocho centavos de dólar en dinero en efectivo. A partir de ese momento, el precio del petróleo comenzó a registrar fluctuaciones que hacían prever una baja del mismo. Este hecho se produjo durante el 2014, lo que provocó que el público como medida preventiva comience a acumular efectivo en vez de depositar su dinero en las OSD. Es así como, al cierre del año 2015 el índice llegó a 1.63, más del doble al registrado tres años atrás. Al mes de junio del 2019, el índice se ubicó en 1.80, que significa que por cada dólar de depósitos monetarios, el público mantiene en dinero efectivo $1,80 (un dólar ochenta centavos).





Fuente: Banco Central del Ecuador. Elaboración propia


El aumento del índice de preferencias por la liquidez está enviando una poderosa señal a las autoridades encargadas de conducir la economía, en el sentido que es prioritario reconstruir la confianza de los agentes económicos y familias para reversar la tendencia de este índice que está mostrando que el público, ante la incertidumbre sobre la situación económica, prefiera mantener un colchón de reservas en efectivo como precaución, en vez de confiárselos al sistema financiero. Este comportamiento, está afectando la capacidad de las OSD de conceder crédito, lo que a su vez incide en el crecimiento del sector real de la economía. Del análisis efectuado se puede observar que mientras las especies monetarias en circulación registran en el mes de junio un crecimiento anual del 6,3%, los depósitos monetarios disminuyeron en 3,0% en el mismo período.





[1] Las Otras Sociedades de Depósito se caracterizan por conceder crédito, recibir depósitos a la vista o cualquier tipo de depósitos de menor liquidez como los de ahorro y plazo y además son creadores de dinero. Comprenden los bancos privados, BanEcuador, sociedades financieras, mutualistas, cooperativas de ahorro y crédito, tarjetas de crédito, entre otros.


[2] La Oferta Monetaria (M1) se define como la cantidad de dinero a disposición inmediata de los agentes para realizar transacciones y está compuesta por la suma de las especies monetarias en circulación y los depósitos en cuenta corriente. La Liquidez Total (M2) incluye el total del M1 más el cuasidinero. Se entiende como cuasidinero a las captaciones de las OSD, que sin ser de liquidez inmediata, suponen una segunda línea de medios de pago a disposición del público.


[3] El multiplicador del dinero mide la expansión máxima de la creación de dinero por parte de las OSD a través del crédito. Este indicador relaciona a la Oferta Monetaria (M1) y a la Liquidez Total (M2) con la Base Monetaria conocida como dinero de alta potencia.






  • Grey Twitter Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey LinkedIn Icon
  • Gris Icono de YouTube

© Copyright 2005-2019 Fundación Ecuador Libre.

Todos los derechos reservados. Prohibida cualquier reproducción no autorizada de los contenidos de Ecuador Libre.

EL FUTURO SE PIENSA HOY

  • Grey Twitter Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey LinkedIn Icon
  • Gris Icono de YouTube