Buscar

Impuesto a Netflix

Paola Ycaza


El Gobierno se encuentra analizando medidas que se aplicarían como parte de las reformas tributarias que enviará a la Asamblea. El viceministro de Finanzas, Fabián Carrillo, anunció la posibilidad de aplicar un impuesto por el uso de plataformas digitales para películas, series y música. Según el viceministro, la propuesta nace de la necesidad de formalizar este servicio. La idea, dijo, es “igualar las condiciones en el mercado”. 



Como ya usted lo podía intuir, ningún gobierno quiere perder su pedacito de pastel impositivo, incluso en la era donde las fronteras son cada vez más imprecisas, especialmente para las grandes corporaciones como Uber, Netflix, Spotify y Apple. Ecuador no es la excepción.


Según la Cepal, estas plataformas tienen ventas en el Ecuador por 104 millones de dólares al año y aunque varios analistas opinan que esta recaudación sería insignificante, para 2020 el Gobierno ecuatoriano espera tener un incremento en la recaudación de 1,5% del PIB. Y cobrarle impuestos a usted por ver su serie favorita o escuchar una canción es una forma fácil de lograrlo. La Cepal en su publicación ‘Panorama fiscal de América Latina y el Caribe (2019)’ ha informado que solo 3 de los 16 países analizados en Latinoamérica y Caribe aplican impuesto al valor agregado (IVA) a los servicios digitales que ofertan multinacionales en sus países: Argentina, Colombia y Uruguay.


Si Ecuador se llegara a decidir a cobrar un impuesto al usuario por estos servicios, surgen algunas dudas con respecto al pago de este impuesto (cuyos usuarios ya pagan el 5% del ISD al hacer uso de estas plataformas).

La primera duda es: si se usa la tarjeta emitida en un banco ecuatoriano para comprar en Uber Eats Colombia, ¿se cobra el IVA del Ecuador además del impuesto local de Colombia? La otra duda es quién es el afectado por este impuesto. Muchos de los usuarios son gente joven de clase media-alta, hoy en día muy acostumbrados a utilizar estos servicios. Los emprendedores también pagarán este impuesto. Hoy por hoy, existen muchas pymes que basan su ingreso en el uso de ciertos servicios digitales tales como Dropbox, Slack, Trello, Google Ads, entre otros.


Lo que han logrado con mucho éxito estas plataformas es migrar recursos humanos y financieros desde sectores obsoletos de baja productividad hacia sectores innovadores. Para ciertos sectores esto supone una amenaza como es el caso de Uber y los taxis amarillos. Lo cierto es que han mejorado la calidad de servicios y esto naturalmente ha incomodado al servicio ya existente. En Ecuador cuando Uber y Cabify intentaron formalizarse, les quitaron el RUC como una medida proteccionista a las cooperativas de taxis.

La lección: Si le gusta un servicio y funciona bien, ponga sus barbas en remojo porque el impuesto no tardará en llegar.

Esto prueba que hay dos cosas de las que sí podemos estar seguros: 1. El Gobierno siempre encuentra formas muy creativas de cobrar impuestos: desde por generar riqueza hasta por ver una película en casa. Y 2. Los errores garrafales, desvío de fondos, déficits fiscales, entre otros escenarios ya usuales del sector público, los terminan pagando los ciudadanos. Así sea por ver TV. (O)

© Copyright 2005-2019 Fundación Ecuador Libre.

Todos los derechos reservados. Prohibida cualquier reproducción no autorizada de los contenidos de Ecuador Libre.

  • Grey Twitter Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey LinkedIn Icon
  • Gris Icono de YouTube